«Casi siempre la burla arguye pobreza de espíritu»  -Jean de la Bruyere-

Siempre tendemos a darle demasiada importancia a lo que piensen los demás sobre nosotros mismos. Cuidamos nuestra imagen, nuestros actos y aún así ¡nos juzgan y se burlan!

Los comentarios de la gente pueden tener objetivos muy diferentes, pero lo importante es que no les brindes la importancia que no se merecen. Muchos comentarios vendrán de gente que ni te va ni te viene. ¡Aprende a ignorarlos!

Un error que muchas veces cometemos ante las personas que se burlan de nosotros es intentar ganárnoslas, hacernos sus amigos con el fin del cese de esas burlas que tanto nos molestan.

Esto es un error muy grave. ¿Hacerte amigo de tu peor enemigo? No caigas en esto, pues no estarás cómodo y en realidad te encontrarás fingiendo.

No serás su amigo y tu afán de ganártelo es solo para evitar un mal que te provoca. ¿No crees que es un poco cobarde? Estás intentando escoger la forma que consideras más fácil.

Aprende a decir lo que piensas, a ignorar a esa persona, a alejarte y a hacerle frente si es necesario. Tú no te mereces que nadie se burle de ti. Piensa que con esto aprenderás a ver tus errores de otra manera y eso ¡es positivo!

Deja un comentario