Dan último adiós a elemento de Policía municipal

El jefe de Seguridad pública Alberto López Rodríguez, compañeros, amigos y funcionarios reconocieron la gran labor del oficial Adrián Aguilar Sánchez

Nogales, Sonora. – Con profunda tristeza, la Comisaría general de la policía preventiva y tránsito municipal llevó a su recinto al oficial Adrián Aguilar Sánchez para honrar su memoria y a su vez compartir con sus familiares y amigos, el inmenso dolor que significa la despedida de un compañero.

En el evento organizado con todas las medidas sanitarias por el jefe de Seguridad pública, Alberto López Rodríguez, compañeros, amigos, los jefes institucionales y funcionarios públicos reconocieron la gran labor de quien por 11 años formara parte la institución, siendo un 11 de octubre del 2008 cuando se marcó la historia de su llegada a la corporación.

“Estamos en este momento para honrar a nuestro compañero y amigo Adrián Aguilar, también para acompañar en su dolor a familiares, compañeros y amigos con todo el respeto y afecto que él merece. La partida de un hermano, un padre, un hijo, un amigo o de un compañero es un dolor que ninguna palabra puede compensar, ya que es una pérdida que no se puede reparar”, expresó en su memoria el oficial Jorge David Rickina.

En esta despedida, la institución reiteró a los presentes, guardará por siempre el buen recuerdo de este elemento, ahí quedará todo lo valioso que aportó a la noble institución.

“Le agradecemos por todo lo que nos dio, y nos dejó, en este reconocimiento implica darle visibilidad como ejemplo de entrega y solidaridad, y es como nos lleva a reflexionar sobre el trabajo que día a día hacen los policías y que en ningún momento estamos exentos de problemas y aun así, arriesgamos nuestras vidas en defensa de los derechos de los ciudadanos, pues las sociedades siempre le ha asignado a la policía una carga de riesgo exclusivo, una responsabilidad, y un compromiso extremo”.

Los policías, reiteró, con el pasar de los años pasan a ser miembros de una familia laboral, comparte tiempo, se fortalecen lazos de confianza y amistad y a final de cuentas se comparte el mismo dolor al momento de despedirlos.

Deja un comentario